#faaf3b
2
0
Servicios
174

El Balneario de l'Avellà

El Balneario de l'Avellà

El Balneario de l'Avellà

A unos 5 km. de Catí, situado a 960 m. de altura sobre el nivel del mar, después de un túnel, entre hermosas montañas que ofrecen una vista espléndida de bosques de encinas milenarias se encuentra l'Avellà, un lugar único del Maestrat.

Los orígenes de l'Avellà datan de hace casi cinco siglos, aproximadamente alrededor del año 1550.

La leyenda lo cuenta así:

"Por el camino que baja del Prigonet  caminaba una vieja leprosa acompañada de la mano de un niño. Iba a Salvassòria a implorar a Santa Lucía, abogada contra los males de la vista. Al pasar cerca de la fuente escuchó una suave voz de la Virgen invitándola a lavarse los ojos en la fuente. Entonces se produjo el milagro. La anciana  recuperó la vista y la salud. Fue corriendo al pueblo para contar el milagroso suceso. El pueblo decidió construir en este lugar una capilla para  honrar a la Virgen..."

Esta tradición originó la devoción por la Virgen de l'Avellà de los catinenses que levantaron una ermita para implorar su protección. Posteriormente construyeron un ermitorio, una fonda y una casa de baños, origen del balneario actual.

L'Avellà es hoy un lugar de descanso para los turistas que desean un silencio tan solo roto por el brotar de las aguas de la centenaria fuente protegida por dos chopos centenarios.

Descubrir este recóndito y singular paraje nos invita a viajar a l'Avellà donde la mente olvida las preocupaciones y el espíritu y el corazón alivian  sus males.

Construcción de la ermita de l'Avellà:

La actual ermita se construyó a principios del siglo XVIII, sustituyendo la anterior del siglo XVI. De su interior destacan las pinturas de Pascual Mespletera que cubren la bóveda y las paredes del Santuario.

Agua de l'Avellà:

Histórica y legendaria fuente que era ya conocida por los musulmanes,  muy apreciada en toda la provincia. El agua brota de una fuente de roca calcárea, donde la tradición oral sitúa la milagrosa aparición de la Madre de Dios de l'Avellà. El manantial de agua minero-medicinal, declarada de utilidad pública en 1928, posee propiedades curativas para  la piel y el riñón, excelentes propiedades físico-químicas que unidas a la tranquilidad del lugar, son una fuente de salud para el visitante.

Más información en: